Loading...
Un castillo de fuegos despedirá la cita que recreará la época de Las Villas. Las sesiones mostrarán cómo vivían ‘Els Senyorets’ todas las tardes a las 19.30
La recreación histórica Benicàssim Belle Époque, que vuelve al paseo Pilar Coloma del 3 al 8 de septiembre, incorporará novedades como recepciones teatralizadas a Villa Elisa. Una actividad que se realizará todas las tardes, a partir de las 19.30 horas y cuya inscripción será por orden de llegada.
Así lo anunció ayer la alcaldesa, Susana Marqués, quien dio a conocer el programa de esta octava edición del evento, que transportará a los visitantes a la época de máximo esplendor de las villas. Marqués destacó que la nueva iniciativa «va a dar la oportunidad al público de entrar en Villa Elisa y conocer la rehabilitación del palacete municipal llevada a cabo». Así lo manifestó acompañada de la concejala de Turismo, Cristina Fernández; la técnica de Turismo, Mercedes Lozano; y otros organizadores como Pablo Granell y Carlos Pérez.
El evento recreará durante tres días cómo vivían Els Senyorets, calificativo que recibieron las familias que veraneaban en la zona conocida como Las Villas, caracterizada por sus majestuosos palacetes junto al mar. Los visitantes podrán disfrutar de un amplio programa de actividades en un espacio perfecto para reír con las mejores compañías teatrales o deleitarse con la música de una Big Band. «Tres días en los que el evento va a recorrer todas las disciplinas artísticas de aquella época», indicó Fernández.
Será ocasión para peinarse conforme a la moda, adquirir los productos más originales en el mercado modernista, hacer una ruta guiada o bailar en una auténtica verbena de la época. En concreto, la Peluquería y Barbería Belle Époque abrirán sus puertas el viernes, a las 17.30 horas. La actividad es gratuita, pero requiere de una inscripción previa.
También se podrá realizar un taller de fotografía analógica o participar en los numerosos juegos infantiles. Por su parte, la Verbena Belle Époque se convertirá en el lugar perfecto para bailar, charlar y reír, así como para disfrutar de los mejores puestos de bebida y alimentación.
Además, contará con las actuaciones musicales y los bailes de agrupaciones locales. Por si fuera poco, los asistentes a la verbena podrán divertirse con el baile del farolillo, un baile lento que finalizará cuando se apague la vela que sujetan los participantes.
Otra de las principales novedades de este año será el disparo de un castillo de fuegos artificiales a cargo de la pirotecnia Peñarroja, que despedirá el evento desde la playa del Voramar, el domingo 8, a las 20.45 horas.


> Volver a noticias <



Compartir